Categorías

2. O. El día después.

18/10/2017· Cataluña

Artículo: 2.O. El día después.

     Ejerzo mi derecho a la libertad de expresión y, expresar mi opinión sobre el acoso, la intimidación y, la imposición de los “demócratas”, como Puigdemont y sus palmeros, artífices de cómo se monta una “dictadura” en una “región”, disfrazándola de “democracia”.

1. O. ¿Referéndum o no?

     El domingo, 1 de octubre de 2017, nos levantamos con la ilusión de ir a votar en un Referéndum que oficialmente no existe, que además es ilegal, pero las huestes de Puigdemont, “el bachiller”, han azuzado a los ciudadanos para que fueran a votar y, así, desafiar al Estado español por su “opresión” al pueblo de Cataluña.

     Con el ánimo por las nubes y, con el pecho hinchado de ilusión, salí a la calle de mi pueblo actual, en Galicia y, me dirigí al colegio electoral para depositar una bolsa negra de basura con miles de votos, ya que me pasé días imprimiendo las papeletas, no solo para mí, también para mis amigos y conocidos, ya que había que hacer algo para parar la “Megalomanía” de el bachiller y sus palmeros.

     Pero no pude votar, ya que el colegio electoral estaba cerrado a cal y canto, pensé en ese momento lleno de indignación, lo ha cerrado el nuevo Sheriff, el tal “Trapero”, para que los catalanes que no residimos en Cataluña no podamos votar.

     Fui a tomar un café y pregunté a los ciudadanos y, estos me comentaron, que los catalanes residentes fuera de Cataluña NO pueden votar, no hay censo, no hay Junta Electoral, no hay urnas, no hay nada de nada, ni siquiera “mossos de escuadra” custodiando las urnas y las papeletas.  Uno de los allí presentes, dijo en voz en grito, ¡solo puede votar Pep Guardiola!, dije ¿Pero si vive en Inglaterra? Me contesto, pues por eso, solo pueden votar los catalanes que viven y trabajan en Cataluña y Pep Guardiola, esté donde esté.

     Todo esto me contrarió un poco, la verdad, el café con leche me estaba sentando fatal. Además me dijeron que sobre las ocho de la mañana, dieron otras instrucciones, podían votar donde quisieran, no tenía que ser en los colegios electorales, valían gasolineras, bares, cafeterías, supermercados de 24 horas, buzones de correos, Pub de carreteras, etc. Y también los jóvenes a partir de 16 años, no era necesario presentar el DNI catalán, valía el DNI español y, podían votar hasta los madrileños, o sea, “totum revolution”, esto me dejó perplejo, pensé que dieron esas instrucciones, algo normal cuando hay votaciones, por la cobardía de Puigdemont de no querer ir al colegio electoral que le correspondía.

1. O. Violencia policial o violencia verbal.

     A lo largo del día y de la noche del domingo,  seguí con atención las noticias sobre el Referéndum en Cataluña. En algunos medios comenzaron a salir imágenes de “violencia policial” exagerada, dando palos a diestro y siniestro, no dejaban títere con cabeza, hasta a una mujer le rompieron los diez dedos, escenas vergonzosas, que se transmitieron por todas las cadenas de televisión, hasta en los medios de comunicación extranjeros, más de 800 heridos a lo largo del día.

     Por la noche, cuando se fue calmando la gente y, se inició el recuento de votos, a fecha de hoy no se sabe muy bien cual ha sido el recuento. Ya que tenían que contar los votos a mano, incluso los que cayeron al suelo, por la intervención de las fuerzas policiales y aquellos que se entregaron en bolsas negras de basura precintadas a tal efecto.

     En estos casos es normal que se tarden días, semanas, incluso meses, ya que hay preparar un documento en Excel, para que cuadren los números.

     La suma parcial de los votos, no puede ser superior al 100% de los votos contabilizados como total, además hay que repasar que no haya más votos que ciudadanos que puedan votar.

     En la confusión del momento, el Gover, o sea, el bachiller y sus palmeros, presentaron un recuento parcial de votos, que sumando las cifras parciales daba un 108%, algo inaceptable y dejaba muy claro el pucherazo. Había que evitar que fuera tan descarado, por eso la tardanza en el recuento definitivo de votos, según una imagen recibida el lunes 9 de octubre, ya tenían preparado el archivo en Excel, la imagen era clara, estaba todo muy bien puesto, columnas coloreadas y las sumas parciales no superaban el 100%, estaba todo controlado, ya que a los medios extranjeros hay que darles números que cuadren, de lo contrario pueden darse cuenta de que ha sido una total manipulación y eso no dejaría en muy buen lugar a Puigdemont, “el demócrata”.

     A medida que iba saliendo el recuento de votos por televisión, como siempre se ha hecho, primero por provincias españolas y después por ciudades y comarcas, también fue apareciendo imágenes y comentarios de periodistas, que aseguraban que algunas imágenes que estaban emitiendo en los medios extranjeros no correspondían a lo ocurrido en el día 1.O, eran imágenes de otras “cargas policiales”, algo fácil de comprobar, habría que conocer, ¿quién o quienes, suministraron esas imágenes?

     Por supuesto, condeno la “violencia policial”, pero a la vez, también condeno “la violencia verbal”, expresada y manifestada previamente por las huestes independentistas, durantes días y semanas, tanto por el bachiller y sus palmeros.

     ¿Acaso no es violencia verbal, incitar a salir a las calles a desobedecer a los jueces? ¿Acaso no es violencia verbal dividir a los ciudadanos catalanes/as en “ciudadanos” y “súbditos”, tal y como a expresado el portavoz de Puigdemont? ¿Acaso no es violencia física y/o verbal, acosar e intimidar a los alcaldes que, cumplen las leyes? ¿Acaso no es violencia verbal, acosar, intimidar e imponer a otros tus ideas? ¿Acaso no es violencia verbal, desobedecer a los jueces y a la Ley? ¿Acaso no es violencia verbal, el desprecio de “el bachiller” y “el pucheros” al resto de los catalanes/as y españoles/as, que no piensan como ellos?

     ¿Acaso no es una provocación y una falta de cumplir su deber, que los mossos de escuadra llamaran a la policía nacional y a la guardia civil, para que ellos fueran los que cumplieran las ordenes dictadas por los jueces del Tribunal Constitucional? Las personas que fueron a votar, ¿a quien harían más caso, a los mossos o a las fuerzas extranjeras de ocupación?

     Todo ha sido un montaje, ideado y preparado con alevosía y premeditación, por los propios “demócratas”, “el bachiller”, “el pucheros”, “el nuevo sheriff” y todos aquellos que les han reído las gracias, apoyados por los medios de comunicación del régimen “demócrata” de Puigdemont y compañía. 

     Suerte hemos tenido, que de momento solo hayan habido heridos, por cierto, la mujer, “la dedos”, no le rompieron los dedos, como presentaron los mismos que han provocado semejante situación, incluyo a algunos medios, solo tenía un dedo dislocado, sería por utilizar el móvil, casi seguro.

     Para mí, la “violencia verbal” es más culpable que la violencia física, ya que la primera, es premeditada, preparada y pensada para provocar “violencia física”. No voy a justificar la violencia física, pero hay que estar presente y vivirlo tal y como fue en realidad.

     Ningún policía sale a la calle, pensando en darle un porrazo a un padre con su hijo en brazos. La violencia verbal, si busca ese tipo de enfrentamientos y, más en este caso, por la dejación de funciones de los mossos de escuadra, ellos y solo ellos, podían evitar que sucedieran semejantes actos, pero las ordenes del nuevo sheriff y del bachiller y el pucheros, hay que acatarlas.

     ¿Quién tiene la responsabilidad de lo que paso el domingo, 1 de octubre, los mossos o las fuerzas del orden que cumplían su trabajo? ¿Quien es más culpable, el que provoca e incita a las masas, con un resultado imprevisible, o el que con sensatez prohíbe y cumple las leyes?

     Existe un delito denominado “incitación a la discriminación, odio y la violencia, ¿no se puede aplicar este delito a Puigdemont y sus palmeros? Porque tiene pinta de que lo cumplen a rajatabla, no se han olvidado nada, cumplen todos los requisitos.

     ¿Estos son, los que quieren gobernar Cataluña? El 9 de noviembre de 2014, lo tilde de “pantomima” y fue cuando, Artur Mas y sus palmeros, provocaron que a partir de ese día fuera un ex catalán, pero lo del 1 de octubre, lo califico de “Bochorno Internacional” y, como ellos querían, con las cámaras y medios de comunicación presentes.

 

Ponte en contacto con Medium JD

Medium JD es a quien puedes acudir si requieres de una sesión de parapsicología, terapias naturales o un tratamiento por imposición de manos. Puedes encontrarlo en Arteixo.